Asesoramiento fotográfico. Pensado para dar soporte a los fotógrafos y aficionados

 

Una vez que la fotografía ha entrado de lleno en la vida tanto de profesionales como de aficionados aparece la necesidad de un servicio de asesoramiento, para aclarar cualquier duda o problema con que se pueda encontrar uno. El fin es dar soporte al fotógrafo profesional o aficionado en todo aquello que no sea su especialidad, no disponga de tiempo para dedicarse a ello o prefiera que alguien experto se haga cargo de ello. De esta forma, con el asesor fotográfico, es posible tener siempre disponible a alguien que cubre todo lo que el fotógrafo necesita en un único proveedor. Con la entrada del digital, aparecen muchos campos como son la técnica fotográfica, sus herramientas y algunos relacionados pero no fotográficos directamente:

 

 

  • Creación y optimización de su flujo de trabajo.
  • Calibración y generación de perfiles de color para sus equipos (Gestión de color).
  • Creación y mantenimiento de su banco de imágenes. Back-up (Copias de seguridad).
  • Control de la base de datos de sus clientes. Informar puntualmente de servicios, ofertas o sencillamente mantener el contacto con sus clientes.
  • Construcción y mantenimiento de la página web, etc.